23 de septiembre del 2019
Noticias de Ancash


¿Por qué se parece tanto el Manpe de Lombardo al Nacismo de Hitler?

Lombardo Mautino, fundador del Manpe, habría coincidido con colectivos neonazis en Argentina y habría intentado reproducirlo en Perú abrazando sus principios. Recordemos que Adolf Eichmann, el autor de la “Solución Final” durante el Holocausto, llegó a Argentina en 1950.

, Publicado : Septiembre 11, 2019

Para contar esta historia es importante recordar que el desaparecido Gelacio Lombardo Mautino Ángeles, fundador del Manpe en Ancash, fue uno de los 10 únicos ingenieros nucleares de profesión en nuestro país y que estudió becado en el Centro Atómico de Bariloche, perteneciente a la Universidad de Cuyo – Argentina.

Amigos cercanos a él comentan que luego de la derrota de Argentina frente a Inglaterra, durante el conflicto de las islas Malvinas, ésta se vio obligada por las potencias nucleares a desarmar su programa, por lo que muchos ingenieros nucleares tuvieron que emigrar a Europa, a Estados Unidos o dedicarse a otra actividad.

En 1990 un joven Lombardo Mautino inicia su gran emprendimiento y la denomina Corporación Argenper, una empresa dedicada a la transferencia de dinero en varios países y cuya trayectoria y sucursales propias se multiplicaron por Sudamérica y Estados Unidos. Actualmente tiene alianzas con otras empresas similares.

¿Y esto qué tiene que ver con el Nacismo?

Documentos oficiales de Argentina revelaron en el país sureño que, en 1950 Adolf Eichmann, quien tuvo un rol clave en la “Solución Final”, el exterminio de los judíos europeos, obtuvo un pasaporte emitido por la Cruz Roja, con visado de Argentina, a nombre de Ricardo Klement.

Con ese documento, viajó desde Génova a Buenos Aires. Eichmann-Klement estuvo un tiempo en Tucumán y luego se radicó en San Fernando, provincia de Buenos Aires. Allí consiguió trabajo en Mercedes Benz y fue detectado por el Mossad, que lo secuestró en mayo de 1960 y lo llevó a Israel, donde fue juzgado y condenado a la horca, pena cumplida el 31 de mayo de 1962.

Por su parte, Josep Mengele, al igual que Eichmann, también importante miembro nazi, consiguió un pasaporte expedido por la Cruz Roja Internacional (número 100.501), a nombre de Gregor Helmut, ciudadano italiano. Con esa documentación, llegó a la Argentina el 20 de junio de 1949 y la Policía Federal le expidió la cédula de identidad número 3.940.484.

Siete años después, y dando muestras de lo seguro que se sentía un nazi en la Argentina, presentó su partida de nacimiento original y pidió rectificar los datos de sus documentos, que pasaron a tener su nombre real.

Revelaciones de amigo Argentinos

Amigos cercanos al desaparecido Lombardo aseguraron que el ingeniero nuclear, durante su estancia en Argentina, coincidió con colectivos neonazis que instauraron principios muy enraizados del Nacionalsocialismo o Nacionalismo Social que fue erigido por el propio Adolfo Hitler durante el Holocausto.

El Reichsadler o águila imperial es uno de los símbolos que Mautino habría tomado como referencia para incorporar al cóndor andino. El cuanto a simbología es idéntico el cuadrado rojo con un cirulo blanco al medio y que solo se superpone por el ave andino sujetando al sol, según estos amigos el propio lombardo habría quedado impactado por la doctrina neo nazi por lo que intentó reproducirla.

Esta versión, si bien es cierta no está corroborada, pero es digna de tomar en cuenta a raíz de la similitud de los símbolos y el pensamiento nacionalista de ambas listas. Recordemos que Lombardo intentó en una ocasión inscribir un partido político a nivel nacional bajo el lema radical de “Por la segunda República”.